Aficionados observan tránsito de Mercurio sobre el Sol

Aficionados observan tránsito de Mercurio sobre el Sol

Staff Periodismo en Acción Foto: cortesía Ciuad de México, 12 noviembre 2019.- Con el propósito de impulsar y acercar eventos de astronomía de manera gratuita con la orientación de especialistas en la materia, la Alcaldía Iztapalapa, en coordinación con el arqueastrónomo Arturo Montero, de la asociación Ipan tepeme ihuan oztome, y el Grupo Arqueoastronómico del

Staff Periodismo en Acción

Foto: cortesía

Ciuad de México, 12 noviembre 2019.- Con el propósito de impulsar y acercar eventos de astronomía de manera gratuita con la orientación de especialistas en la materia, la Alcaldía Iztapalapa, en coordinación con el arqueastrónomo Arturo Montero, de la asociación Ipan tepeme ihuan oztome, y el Grupo Arqueoastronómico del Valle del Mezquital, montaron equipo para observar el tránsito del planeta Mercurio sobre el Sol.

Dicho tránsito fue observado por medio de telescopios y aparatos especializados con filtros de protección para la vista, lo que permitió que fuera apreciado para todos los asistentes, astrónomos e incluso estudiantes que acudieron de la escuela técnica No. 29 “Xiuhtetecuhtli”, quienes se dieron cita para admirar el fenómeno desde las 6:42 de la mañana y hasta pasado el mediodía, en el Museo del Fuego Nuevo ubicado en el Cerro de la Estrella.

La última vez que se visualizó este fenómeno astronómico en la Ciudad de México fue hace 30 años, y por ello, en esta ocasión, los especialistas organizaron esta exposición con equipo especializado para deleitar a los asistentes y registrar fotografías y videos que complacen la experiencia de los asistentes, quienes visualizaron al planeta Mercurio de manera constante y con la guía de los expertos, como un punto diminuto por encima del luminoso disco solar.

Por su parte, el arqueastrónomo Arturo Montero, de la Asociación Ipan teme ihuan oztome, explicó mediante una conferencia y una exposición de fotografías y videos el registro del fenómeno astronómico, donde señaló que con cámaras instaladas incluso desde su hogar y adicionales en el Cerro de la Estrella obtuvo el detalle del ciclo, el cual enfatizó que es un suceso que sólo ocurre 13 veces en un siglo, aunque, por su posición y distancia, no todas son perceptibles en México, siendo así que hasta el año 2049 se volvería a observar en México y con la suerte de que en ese futuro se aprecie con mejores equipos de fotografía, video y telescopios especializados.

El planeta Mercurio es el primer planeta del sistema solar, y este día, lunes 11 de noviembre, se observó desde el amanecer hasta pasadas las 12:06 horas del mediodía justamente entre nuestro planeta y el Sol. Los especialistas han denominado este fenómeno como Tránsito, el cual ocurre como un eclipse, donde Mercurio es tan pequeño y distante que sólo es un punto dentro del esplendoroso disco solar, por lo que la observación de este acontecimiento requiere de instrumentos especializados con filtros y uso de telescopios para proteger la vista de los observadores.

Como parte de la historia, la civilización de los babilonios, que data de hace más de 3 mil años, denominaron el evento como Nabu, lo cual significa el mensajero de los dioses en su mitología; para los romanos era también un mensajero, al planeta le atribuyeron además la calidad de dios del comercio por su movimiento en el cielo que parece volátil, cambiando su posición de un lugar a otro.

Mercurio también es una divinidad asociada a los viajes, pues este planeta es visible como estrella al amanecer por 38 días, luego desaparece de la vista por cinco días; vuelve a ser visible como estrella vespertina por 38 días, desaparece por 35 días y el ciclo se repite.

En este sentido, para los astrónomos del México antiguo, el fenómeno astronómico no pasó desapercibido, en el Popol Vuh, Mercurio se manifiesta como un búho, en esta advocación, el planeta es el mensajero del inframundo o del Xibalbá, pues pasa mucho tiempo por debajo del horizonte sin ser visible. Las interpretaciones del Popol Vuh sugieren que Mercurio representa un ave nocturna.

Mercurio, para los babilonios y romanos es un mensajero en forma de ave, pero para los mayas es el mensajero del inframundo. Así que, en las imágenes del periodo Posclásico, cuando Chaac parece estar asociado con un búho, es posible que se haga referencia a Mercurio, como en la siguiente ilustración donde sutilmente se representa al planeta Mercurio como un adorno de plumas en el tocado de Chaac.

El dios Chaac porta un tocado con plumas de búho en el Códice Dresde, página 43 superior y en la página 45 inferior, en un posible vínculo con el planeta Mercurio.

Las personas interesadas en conocer y observar varios materiales de astronomía pueden consultar la información en la página de www.facebook.com/astronomiamesoamericana y por medio de las redes sociales, el cual es coordinado por Aarón González, quien también colabora en la organización y realización de este tipo de eventos desde la Universidad del Tepeyac y la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

Posts Carousel

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos