Crowfunding puede ser fuente de financiamiento para pymes

Crowfunding puede ser fuente de financiamiento para pymes

Sólo una de cada 10 pymes mexicanas analiza cuáles son las mejores fuentes de financiamiento para ella, por lo que se cometen errores que inciden en insolvencia, altos costes de capital e incluso el cierre de operaciones por insolvencia al postergarse los préstamos, dijo Julio César Briseño Cruz, CEO de Cénit, consultoría empresarial y banca

Sólo una de cada 10 pymes mexicanas analiza cuáles son las mejores fuentes de financiamiento para ella, por lo que se cometen errores que inciden en insolvencia, altos costes de capital e incluso el cierre de operaciones por insolvencia al postergarse los préstamos, dijo Julio César Briseño Cruz, CEO de Cénit, consultoría empresarial y banca de desarrollo.

Según el empresario, el 76% de las pymes mexicanas optan por créditos bancarios para acceder a la digitalización, extensión de líneas, inversiones diversas o incluso el día a día del capital de trabajo.

Paradójicamente, “la banca comercial suele ser la más reticente a otorgar créditos bancarios a las pymes. Suele multiplicar los riesgos de insolvencia por infinidad de factores como las etapas de desarrollo de la compañía, el posicionamiento que tiene dentro de determinado sector, sostenibilidad en largo plazo, adaptación al cambio y otros”, menciona Briseño Cruz.

“Al menos el 80% de las pymes presuponen erróneamente que el tamaño o el conocimiento de la empresa por parte del público no especializado son factores esenciales para acceder a un crédito. Ignoran que es más relevante posicionar la empresa dentro del sector y entorno competitivo  en el que se encuentra”, refiere el empresario.

Para tener mejor acceso a la financiación bancaria y a los mercados de capitales, Briseño Cruz dice que se requiere mostrar un desarrollo y  modelo de negocio sostenibles durante mucho tiempo, dato que se contrapone al boom de las startups en tiempos de recesión.

Esto “porque no se necesita tener acceso a grandes capitales o patrimonios para que se ponga en marcha un negocio. “Inicialmente los emprendedores tienen que convencer a sus familiares, amigos y conocidos de que confíen en ellos para dar los primeros pasos en el proyecto”, comenta Briseño Cruz

Los inversores en las fases iniciales son casi altruistas. Tratan de que se ponga en marcha el proyecto sin tener unas expectativas muy elevadas de rentabilidad. Muchas veces sus inversiones van “a fondo perdido”, refiere el también conferencista.

Pero no sólo de amigos y familiares se sostienen las compañías. También existen los  business angels, personas que desean participar en proyectos innovadores con alto potencial de crecimiento. Aportan no solo el capital, sino también un apoyo activo en la gestión y en la toma de decisiones e introducción a una red de contactos.

“La cantidad invertida varía y depende del caso, pero suele estar cifrada en torno a 25.000-250.000 euros, con unas expectativas de permanecer en la inversión durante un período de tiempo largo para acompañar al emprendedor”, dice el empresario.

También existen business angels con un perfil más financiero, trabajador, empresario o asesor. “Aunque encontrarlos no es tarea sencilla, puesto que se mantienen bajo la confidencialidad y anonimato, pero pueden rastrearse algunos a través de asociaciones y fundaciones de apoyo a las pymes”.

Por otra parte, una fuente de financiación poco conocida en las economías en desarrollo son el capital de riesgo. Su principal ventaja es que no es una financiación al empresario o emprendedor, y este dinero no tiene que devolverlo en ningún caso si el proyecto no resulta exitoso. Aunque es una fuente de financiación muy relevante en economías avanzadas, donde existen multitud de fondos de capital riesgo, o fondos de venture capital, todavía no son una fuente de financiación muy conocida en México.

“Esto por la falta de profesionalización de muchas empresas o proyectos empresariales y la reticencia de permitir que entren accionistas externos en el capital de una empresa”, comentó el CEO de Cénit.

Ahora, existen básicamente tres tipos de capital: el semilla que se emplea para realizar el diseño de un nuevo producto, de arranque empleado cuando se lanza un nuevo producto al mercado y de  expansión que facilita el crecimiento en los mercados en los que se opera. “Esta información es relevante para racionalizar las solicitudes de crédito en distintas entidades financieras”, mencionó el asesor de negocios.

Sin embargo, los más populares proveedores de capital en las economías desarrolladas son los fondos de capital privado, cuyas inversiones son de carácter temporal.

“Las operaciones de inversión que realizan los fondos de private equity suelen estar enfocadas a mejorar la gestión, eliminar ineficiencias, buscar altas rentabilidades de la inversión realizada y, en muchas ocasiones, buscar una estrategia de financiación y apalancamiento elevado junto con los directivos de la empresa prestataria, es decir, que las empresas en las que invierten tengan un alto apalancamiento financiero”, menciona el empresario.

También existen los mercados de capitales, empleado para financiarse a mediano y largo plazo o superior a dieciocho meses, así como para realizar inversiones. Al negociarse activos a más largo plazo que en el mercado monetario, incorpora un mayor riesgo. Se divide en mercado de renta fija, mercado de renta variable, mercado de crédito y derivados, dijo Briseño Cruz.

Por otra parte, la financiación generada por entidades de crédito es la más habitual, donde una empresa solicita un préstamo a un banco o caja de ahorros bajo unas condiciones de repago determinadas en plazo, tipo de interés y garantías en caso de impago. “Pero es la que menores préstamos otorga a las pymes, como comenté antes”, dijo el CEO de la baca de desarrollo.

También aparece en este momento otra fuente de financiación. El crowdfunding que financia desde proyectos creativos hasta solidarios y empresariales. La especialización es cada vez mayor, y se espera que el crecimiento sea superior al 100% en los próximos años.

Vale mencionar que “actualmente, los avances tecnológicos son importantes, pero también lo es la participación social y la actual crisis financiera, con las dificultades de endeudamiento que conlleva. No debe confundirse con crowdlending, donde la parte que tiene el dinero es la que recibe las propuestas de negocio, mientras que en el crowdfunding se publica la idea de negocio y a ella acuden las partes interesadas en invertir”, dijo el CEO de Cénit.

Sobre el consejo que le daría a las pymes en busca de fondos, Briseño Cruz dijo que conviene la asesoría de expertos para determinar las mejores opciones de crédito para cada compañía. Y alertó “el dinero no sólo está en el bolsillo de nuestros conocidos y bancos. Vale la pena indagar cuál proveedor de capital es el idóneo”.

 

Redacción
ADMINISTRATOR
PROFILE

Posts Carousel

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

Latest Posts

Top Authors

Most Commented

Featured Videos