Uno de los crímenes de Fidel Castro

felix-01

Por Félix Luis Viera

El pasado 13 de julio se cumplieron 17 años del hundimiento del remolcador 13 de Marzo —perteneciente a la Empresa de Servicios Marítimos del Ministerio de Transportes de Cuba—, en el cual, aquella madrugada de 1994, intentaban huir del país 72 cubanos. Cuatro barcos del gobierno castrista cercaron la embarcación, de la que se habían apropiado los fugitivos, y atacaron a éstos con mangueras y cañones de agua con una presión de 1,500 kg por pulgada,  en la medida en que embestían al 13 de Marzo con las proas. Según los sobrevivientes, los perseguidores ignoraron los ruegos que les llegaban de las personas que intentaban huir, entre las que se encontraban mujeres y  niños. Asimismo han afirmado los sobrevivientes que, a distancia —el hecho se produjo a 7 millas de la Bahía de La Habana–, varias lanchas de las Tropas Guardafronteras del Ministerio del Interior cubano observaban la acción,  pero no tomaron partido.

El remolcador 13 de Marzo se hundió llevándose hacia el fondo del mar a 41 personas, entre ellas a 19 niños, uno de 5 meses de nacido, otros de 2 y 3 años de edad.

Cuarenta y una personas sobrevivieron gracias a la sorpresiva intervención de un barco de nacionalidad griega que recogió a los náufragos.

Como es habitual en estos casos, la prensa cubana —toda oficialista—mantuvo silencio sobre los hechos, no obstante las insistentes denuncias de los medios internacionales. Posteriormente, el 5 de agosto de aquel año, Fidel Castro exaltó la actuación de las naves atacantes, a las que atribuyó un “esfuerzo verdaderamente heroico”, puesto que, según Castro, estaban defendiendo  uno de sus  “centro de trabajo” (el remolcador), que pretendían sustraerle.

Ese mismo año, los familiares de las víctimas que murieron ahogadas se dirigieron a las autoridades cubanas para que aquellas fueran rescatadas del fondo del mar. La respuesta: no contaba Cuba con los recursos tecnológicos necesarios para extraer al remolcador y por tanto a los cadáveres.

Hasta hoy, el gobierno cubano, cuando se refiere al hecho, afirma que todo no fue más que un accidente. Pero no se remite al Código Penal que rige en Cuba, el cual establece, en su Artículo 48, sanciones a los delitos cometidos por imprudencia.

Imprimir Correo electrónico

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress