• Inicio
  • Deportes
  • Box
  • "Veneno" Rubio respeta la carrera del legendario JC Chávez, pero irá con todo por el título del Jr.

El WBC festeja al más grande boxeador en su 70 aniversario, Muhammad Ali

ali

"Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor, si no lo eres, haz como si lo fueras": Muhammad Ali...

Elena de White escribió, en su libro "La Educación" biografía de grandes hombres, una cita que describe a la perfección al hombre que ha dejado un legado en la historia del boxeo, que se convirtió en leyenda, en ídolo: Muhammad Ali.

El mundo necesita:
Hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas
Hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde
Hombres que no se vendan ni se compren

Hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos.

Muhammad Alí es uno de esos hombres, un guerrero que fue en busca en sus sueños y que no sólo los alcanzó, sino que fue más allá de ellos. En el WBC nos sentimos profundamente orgullosos de ser parte de la historia de este gran campeón, de haberlo acompañado a cada paso hacia su éxito.

Queremos unirnos al festejo de los 70 años de uno de lo más grandes boxeadores de todos los tiempos, rindiendo un pequeño homenaje al que siempre será un autentico campeón verde y oro.

En el correr del tiempo...

El tres veces campeón del mundo de los pesos pesados nació en Louisville, Kentucky, United States el 17 de enero de 1942.

Alí fue iniciado en el mundo de los guantes por el oficial de policía de Louisville y entrenador de boxeo Joe E. Martin; sin embargo, sin el conocimiento de Martin, empezó a prepararse también con Fred Stoner, un entrenador afroamericano que trabajaba en el centro comunitario local. Años después y tras ganar algunos títulos, conquistó la medalla de oro en la división de los pesos semipesados, en los Juegos Olímpicos de Roma 1960.

Al inicio, Alí era conocido como Cassius Clay, pero tras unirse al Islam cambió su nombre.

Poseedor de un estilo único que él mismo describió como "float like a butterfly, sting like a bee", "flota como una mariposa, pica como una abeja"

A partir del 29 de octubre de 1960, cuando realizó su debut profesional y ganó por puntos en seis asaltos a Tunney Hunsaker, Alí comenzó a escribir la historia de uno de los púgiles más grandes.

Su boxeo, los resultados espectaculares y su carisma lo colocaron rápidamente en la cima, los ojos del mundo se posaron en él. Entre 1960 y 1963, el joven pugilista alcanzó una marca de 19-0, incluyendo 15 nocauts. Derrotó a boxeadores de la talla de Tony Esperti, Jim Robinson, Donnie Fleeman, Duke Sabedong, Alonzo Johnson, George Logan, Willi Besmanoff, Sonny Liston a quien noqueó para adueñarse de la corona, entre otros.

Muhammad Alí concedió la revancha con el título del mundo en juego a Sonny Liston pero éste no pudo hacer nada y fue derrotado en el primer asalto con uno de los KO más espectaculares de la historia del boxeo. Defendió su corona de campeón del mundo de los pesos pesados en diversas ocasiones.

En 1967 Alí recibió una orden del ejercito estadounidense de unirse a sus filas y pelear en la guerra, misma que rechazó apelando a sus creencias religiosas; declarado culpable de evasión del servicio militar, fue despojado de su licencia como boxeador y tras una larga espera de cuatro años, su apelación fue admitida en el Tribunal Supremo, donde al final resultó absuelto.

De regreso a los encordados, lleno de metas y sueños, con el hambre de hacer saber al mundo que estaban frente al gran campeón del mundo, un boxeador que aún tenía muchas historias por escribir, Alí cosechó una nueva racha de éxitos, de triunfos, el campeón estaba de vuelta.

Su última pelea fue el 12 de Noviembre de 1981 contra Trevor Berbick en el Queen Elizabeth Sports Centre, de Nassau, Bahamas.

Durante toda su vida, Alí ha sido un gran activista social a nivel mundial luchando siempre por los derechos de los negros y minorías en general.

Dicen que el poder del hombre es ilimitado cuando confía en alcanzar sus sueños y hoy podemos decir que nuestro campeón es claro ejemplo de ello, Muhammad Alí ha demostrado que querer es poder, un hombre fiel a sus convicciones e ideales; un campeón dentro y fuera del ring.

¡Feliz Cumpleaños!

Imprimir Correo electrónico

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress