Lo que toda mamá deberá conocer acerca de su automóvil este 10 de mayo

mama-pentsoil

Ciudad de México, 9 de mayo de 2011.- Como todo el año y en particular este 10 de mayo, lo que más nos interesa es mantener el bienestar y la seguridad de nuestra mamá. Es por eso que en Pennzoil consideramos que el mejor regalo es darle la información necesaria para que pueda no sólo darle el mejor cuidado a su automóvil, sino poder protegerse y reaccionar rápidamente en caso de necesitarlo. Siempre recuérdale estos sencillos consejos que los harán sentir seguros a ambos, al saber que su automóvil se encuentra en las mejores condiciones, además de ayudarles a ser conductores responsables.

¿Qué hacer para evitar que el motor se sobrecaliente?

Si ves que vas a estar atorada en el tráfico por mucho tiempo, pon la transmisión en neutral, apaga  el aire acondicionado y pon la ventilación en lo más caliente, esto ayudará a retirar calor del motor. Si estás andando y el coche se empieza a sobrecalentar, apaga el aire acondicionado y trata de manejar sin apretar el acelerador. Una vez que te hayas detenido, por ningún motivo retires la tapa del radiador, ya que estando tan caliente y a presión, podrías lastimarte.  

¿Cómo cuidar tus llantas?

Los más importante es prevenir por lo que recomendamos ver siempre las llantas antes de subirte a tu coche. Trata de que se vuelva un hábito y de esta manera identificarás algún problema antes de salir de casa. Asimismo, cuando las llantas se empiezan a gastar, se empiezan a notar pequeños hilos. Puede que no los veas, así que de vez en cuando y especialmente cuando vayas a hacer un viaje largo, pasea tu mano sobre las llantas para ver si notas algo. En cuanto veas que una llanta está baja, no te esperes a revisarla. De esa manera no sólo evitarás que se te ponche, sino que las llantas duran más cuando están infladas adecuadamente y le darán un mejor rendimiento a tu combustible. También si notas un desgaste desigual indica que las llantas están desbalanceadas o mal alineadas, por lo que necesitarás asistencia de un profesional para que te ayude en el proceso. Recuerda que en el manual del propietario se encuentra la presión ideal de las llantas para transitar por la ciudad y en carretera durante viajes largos.  

Cuidando la batería de mi coche

De vez en cuando revisa cómo andan las cosas debajo del cofre, en especial échale un vistazo a tu batería. Si los contactos de la batería se han corroído y están cubiertos de un material verdoso corres el riesgo de que tu coche no vaya a encender debido a que ese material inhibe la corrosión flujo corriente. Tu misma puedes hacer la limpieza de la batería, es cuestión de raspar cualquiera de estos depósitos con algún cepillo de alambre, algunas personas utilizan solución de bicarbonato mezclada con agua para un mejor resultado.  Si es persistente, es probable que tengas que quitar los cables y extraer la corrosión utilizando el mismo método. Ten cuidado porque la corrosión es el mismo ácido de la batería por lo que deberás usar guantes y protección para los ojos. Recuerda que la vida de una batería oscila entre los cuatro y los cinco años.

Al cargar gasolina siempre debemos revisar:

Considera que siempre deberás revisar los niveles con el motor frio debido a que cuando el coche está caliente los líquidos se expanden con el calor y los resultados pueden no ser correctos.  

Aceite del motor: El propósito principal del aceite es lubricar las diferentes partes que integran al motor para prolongar su vida. El nivel del aceite se revisa con una varilla incluida en donde se indican los niveles máximos y mínimos contenidos. Extrae la varilla, límpiala con un trapo seco y vuélvela a introducir y extraer para analizar el nivel marcado. Si notas que el nivel de aceite no es el óptimo acude con tu mecánico de confianza para que te recomiende la opción más adecuada. Recuerda que escoger un buen aceite es fundamental para cuidar tu automóvil.  

Anticongelante: El anticongelante mantiene la temperatura óptima del motor evitando que se sobrecaliente en temperaturas cálidas, o al contrario, evitando que se congele el agua del radiador en tiempos de frio. Por eso siempre pídele al expendedor que revise los niveles correctamente.   

Líquido de frenos: La función del líquido de frenos es transmitir instantáneamente la presión del freno con los cilindros ubicados en las ruedas, en otras palabras, si el automóvil no tiene suficiente líquido de frenos no frenará correctamente.

Neumáticos: ¿Sabías que unos neumáticos con baja presión causan un mayor consumo de gasolina y por lo tanto mayor contaminación? Consulta el manual de propietario para conocer la presión adecuada de tu automóvil.

Cortesia de Pennzoil

Imprimir Correo electrónico

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress