China sacó de la pobreza extrema a millones de habitantes en 34 años

china

*Sigue siendo un país subdesarrollado, los beneficios a su sociedad, la cultura y sus instituciones se mueven con lentitud

*El objetivo central del gobierno es mantener su sistema de socialismo de mercado como alternativa de organización social

Ciudad de México, 10 de enero del 2013.- Con medidas gubernamentales graduales como el control en las actividades económicas, China logró en 34 años establecer una planta productiva, sacar de la pobreza extrema a millones de habitantes, participar en el mercado internacional como importante comprador de insumos y relevante vendedor de productos manufacturados.

A pesar de su expansión económica y su acelerado crecimiento, no deja de ser un país subdesarrollado, pues en su interior los beneficios a su sociedad, la cultura y sus instituciones se mueven con lentitud, señaló la doctora Gabriela Correa López, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La especialista del Departamento de Economía de la Unidad Iztapalapa explicó que este avance se consiguió por estrategias que combinaron la ortodoxia económica y la experimentación de algunas políticas no convencionales, como el control de las actividades de los bancos nacionales, mantener restricciones a los bancos extranjeros, cuidar los flujos de capital, detener la convertibilidad de la moneda y promover formas de asociación obligada a inversionistas extranjeros.

Indicó que el gobierno chino tiene una visión de largo plazo cuyo objetivo es mantener su sistema de socialismo de mercado como alternativa de organización social. Experiencia que, opinó, no es fácil de replicar puesto que corresponde a una historia particular: una gran extensión territorial con una población de 1,354 millones de personas, 50 por ciento en zonas rurales.

China enfrenta nuevos retos: requerimientos de infraestructura en transporte; diferencias regionales entre las provincias de la costa y del interior; una gran brecha de ingresos y concentración de la riqueza, así como la exclusión de servicios públicos básicos para pobladores migrantes.

La especialista en integración económica y comercio internacional explicó que esta nación ha combinado de forma ágil teorías y prácticas macroeconómicas convencionales con heterodoxas, como sucede con la estrategia de incorporar actividades productivas de creciente sofisticación tecnológica a través de la asociación con capitales extranjeros.

El avance en la calidad y sofisticación de productos exportados -aseveró- dejó atrás la idea de que los productos chinos son baratos pero de mala calidad, y ha colocado marcas de productos, no sólo componentes, sino éxitos comerciales como las computadoras Lenovo.

Esta economía ha aprovechado ventajas como la amplia oferta de mano de obra en talleres y fábricas con pésimas condiciones laborales: bajos salarios, sindicato único, dormitorios dentro de las fábricas, subcontratación; así como el poder de acción de sus corporaciones, especialmente en el área de energía y minería donde disputan el abastecimiento, mercados, contratos y tecnologías hacia otros países.

China desea ser reconocido como poder internacional y en la esfera política es "amigo de todos los climas" o tipos de gobierno a los que vende armas y protege desde su escaño en el consejo de seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Pero sus intereses nacionales y estratégicos están antes que su imagen ante el mundo, comentó.

La experta en desarrollo económico consideró que en el éxito económico de la nación asiática se contraponen sus procesos internos, pues a partir del acelerado proceso de crecimiento hay un capitalismo salvaje que ha llevado a esquemas de seguridad social muy diferenciados.

A reglas institucionales conflictivas como la política de hijo único que exonera a quienes pueden pagar multas por tener más de uno y obliga a familias a omitir el registro de niños. Se mantiene el aprecio por los varones, lo que lleva a abortos selectivos, niñas abandonadas, orfanatos llenos, desequilibrio que demográficamente será un problema a futuro, advirtió.

Otros problemas, añadió son el alto impacto ambiental y escasos logros para su protección, llevando a la escasez de agua potable y problemas de salud como tabaquismo, alcoholismo y obesidad infantil en sectores de altos ingresos.

No obstante el crecimiento, puntualizó, se reconoce la desigualdad y tensiones por lo que es reiterado el llamado del gobierno chino a crear una sociedad armónica en lo interno y en lo internacional.

Imprimir Correo electrónico

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress