• Inicio
  • Deportes
  • NFL
  • Quedó listo el Super Bowl XLVI: Patriotas vs Gigantes, tras gran cierre de temporada en la NFL

¡De poder a poder, Súper Bowl XLVII!

 

 

 

Ssper-Bowl-XLVII

El Super Bowl XLVII presenta varias aristas y enfrentamientos atractivos, desde el primer duelo de Entrenadores en Jefe hermanos en la historia de la NFL, hasta la lucha por aprovechar comercialmente la enorme parafernalia que rodea a un juego que ya no tiene nada de simple. 

Por Daniel Velázquez Ramírez

"The team, the team, the team (el equipo)" es la frase motivacional idéntica que se puede leer al entrar a las instalaciones de los dos contendientes al Super Bowl XLVII: Baltimore Ravens (Cuervos) y San Francisco 49ers. No es casualidad. Por primera vez en el futbol americano profesional, dos hermanos son Entrenadores en Jefe al mismo tiempo y, luego de quedarse en la orilla el año anterior, ambos llevan a sus cuadros al juego máximo de la NFL. Por supuesto, su formación es semejante, al ser hijos de otro entrenador, Jack Harbaugh, que inculcó en ellos los valores clásicos de este deporte, admirando especialmente a los legendarios Bo Schembechler, de los Wolverines de la Universidad de Michigan, orador del famoso discurso motivacional al "Equipo" y a Woody Hayes, de los Buckeyes de la Estatal de Ohio. La frase en sí proviene de la famosa "The Corps, the corps...(la institución)" con que el General Douglas MacArthur enfatizaba la importancia del ejército como cuerpo por encima de las individualidades, algo que es francamente rescatable en nuestros días.

Si John, con Baltimore, y Jim, con San Francisco, han logrado lo inverosímil de tener un "Harbaugh Bowl", es porque también fomentan el sentido de autoridad y son capaces de tomar decisiones discutibles, incluso contra valores entendidos en el futbol americano. John corrió al Coordinador Ofensivo Cam Cameron cuando los Cuervos perdieron dos partidos seguidos en la temporada y parecía que podían caerse. Jim, en la bahía californiana, le dio el puesto de mariscal de campo a un fuerte y elusivo jugador de segundo año cuando el pasador titular se había lesionado; lo poco común es que cuando el lastimado sanó fue mantenido en la banca. Los resultados prueban que tuvieron razón.

Hace poco, en una entrevista en vivo en San Francisco, los señores Jack y Jacqueline acompañaban a Jim y les hicieron una pregunta desde la cabina. Era directamente John que, un poco en broma, decía "¿es verdad que siempre han preferido a Jim entre sus hijos?" La respuesta se perdió entre risotadas, pero es obvio que Jim, de 49 años, ha tenido una vida deportiva de más éxitos que su hermano de 50, sin que ello determine necesariamente una poco probable preferencia parental. Jim tuvo un mayor desarrollo físico y atlético, como pasador estelar de la Universidad de Michigan (donde su padre era Coordinador Defensivo); condujo a su equipo colegial a dos Tazones y quedó tercero en la votación al Trofeo Heisman al mejor jugador universitario en 1986. Fue reclutado por los Osos de Chicago, con quienes estuvo siete temporadas y nunca dio el estirón, pero pasó a los Potros de Indianapolis, donde jugo de 1994 a 1997, llevando al equipo al Campeonato de la Conferencia Americana en 1995. Su nombre está en Anillo de Honor de los Potros y se le llegó a decir "Capitán Regreso" emulando a Roger Staubach de los Cowboys, por lograr algunos triunfos en las ofensivas finales. Jugó un año con los Cuervos y dos para los Cargadores de San Diego, para retirarse en la temporada del 2001, sin jugar, con Panteras de Carolina. Como entrenador se inició dirigiendo a los pasadores de los Raiders de Oakland en 2002 y 2003, pasando luego a ser Entrenador en Jefe de los Toreros de la Universidad de San Diego y luego, de 2007 a 2010 de los Cardenales de la Universidad de Stanford. Regresó a la NFL en 2011. En un año que se esperaba de reconstrucción de los 49ers, los llevó al juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional cayendo ante los Gigantes de Nueva York y esta temporada llega al Super Bowl XLVII en Nueva Orleans.

El camino de John ha sido diferente. Como jugador, fue defensivo profundo del equipo de la Universidad de Miami en Ohio pero no llego a la NFL. Inició desde 1984 como entrenador de corredores y apoyadores de la Universidad de Western Michigan, pasando luego a coordinar a las alas cerradas de la Universidad de Pittsburgh en 1987. Al año siguiente dirigió a los equipos especiales y a los defensivos profundos en Morehead State, llegando en 1989 a la Universidad de Cincinnati, donde dirigió a los equipos especiales hasta 1997, cuando ocupó el mismo puesto para la Universidad de Indiana. También entrenando a los equipos especiales llegó a la NFL en 1998 con las Águilas de Filadelfia, mismo equipo que le permitió dirigir a los defensivos profundos en 2007. En la temporada siguiente se convirtió en el Entrenador en Jefe de los Cuervos de Baltimore, a los que ha llevado a la postemporada en las cinco campañas en que los ha dirigido. Ahora enfrenta a su hermano por el Trofeo Vince Lombardi, con el antecedente de haberlo vencido la temporada pasada en pleno Día de acción de Gracias, la festividad más familiar en Estados Unidos. En ese sentido, John aporta una sola nieta a los Harbaugh, por seis (en dos matrimonios) de Jim, en una familia que se ostenta como de origen siciliano y polaco por vía materna e irlandés y alemán por el padre. Son católicos.

Cría Cuervos

El campeón de la Conferencia Americana es el cuadro de las grandes personalidades, de la postura intimidante en la defensiva, de la ejecución sin pretextos a la ofensiva, del entrenador apasionado, de las historias de vida impactantes.

Como la del receptor Torrey Smith, que se hacía cargo de sus hermanos menores desde que tenía cuatro años, al grado que su madre a los siete ya le decía el "Rey del Horno de Microondas" mientras le dejaba instrucciones con etiquetas y se iba a su trabajo de cuidar ancianos y empacar tocino o a sus estudios de enfermería en la escuela de la comunidad, ausencia constante de casa, ya que los fines de semana también trabajaba castrando cerdos y empacando videocaseteras. La habilidad atlética de Torrey fue descubierta desde la primaria, por su profesor de educación Física, Steve Swoope, quien incluso lo invitaba gratis a campos de prácticas especiales. En la prepa de Sttaford, Virginia, jugaba basquetbol y, en el futbol americano, era el hombre equipo como pasador, corredor, receptor, esquinero y regresador de patadas. Una lesión en la rodilla hizo que los buscadores de la Universidad de Virginia dudaran en ofrecerle la beca deportiva por lo que fue reclutado por el equipo de la Universidad de Maryland, donde lucía regresando patadas y, poco a poco, como receptor. Luego de tres temporadas pudo optar por ser profesional y ser reclutado en tercer o cuarta ronda del draft, pero prefirió tener otro año colegial. En 2011 culminó su carrera como criminólogo. Su actitud y respeto impresionaron tanto al entrenador de Maryland, Ralph Friedgen, que el mentor fue capaz de declarar que era la "Persona Perfecta" ante un jurado en el que se discutía la petición de libertad de la madre de Torrey, que llevaba seis meses en la cárcel por agredir a su nuera; el alegato de la defensa era que si había podido formar a ese destacado atleta y ser humano, la señora debía hacer algo bien. La petición funcionó y Torrey pudo festejar en presencia de su madre, en una pizzería, la recepción de su título.

Smith fue seleccionado en la segunda ronda del draft por los Cuervos y ha llevado su conducta ejemplar a Baltimore. En septiembre, uno de esos hermanos a los que vestía, alimentaba y dormía desde pequeño se estrelló en una motocicleta y falleció instantáneamente. Torrey fue con su familia pero regresó de inmediato y pidió jugar ante Nueva Inglaterra, anotando un par de ocasiones. Sus enormes rastas parecen disimular la sorprendente velocidad de este receptor de 1.83 metros y 93 kilos que, definitivamente, ha salido del infortunio y puede ser la pieza clave para las jugadas grandes de los Cuervos.

Joe Flacco, el pasador de 1.98 metros y 111 kilos de peso, es la figura que permite el lucimiento de los compañeros, que se aleja del glamour e incluso ha sido criticado por ser "aburrido". En realidad es constante, sano y probablemente posee el brazo más potente de la NFL. Baste recordar que en las pruebas previas al reclutamiento de 2008 completó un envío que viajó 70 yardas. Su conducta ejemplar lo equipara con el "Capitán América" Staubach, de los Cowboys de los 70 por aquello de dormir temprano y cenar leche y galletas. En junio pasado nació su primogénito Stephen Vincent, que tuvo con Diana Grady, su novia desde que acudían a la prepa de Audubon, Nueva Jersey. Las publicitadas fotos de la unión hacen que Joe parezca más inquieto de lo que es. En Navidad obsequió sistemas de sistemas de sonido a los linieros ofensivos y ellos no tenían idea de que obsequiarle por no conocer que tenga entretenimientos excéntricos. Sin embargo, los números de Flacco en el emparrillado son impresionantes. Ha sido el primero en muchos aspectos exitosos, como tener cinco temporadas en la NFL, en todas haber llevado a los Cuervos a la postemporada y cada año logró al menos un triunfo en esas instancias. Debutó desde que fue seleccionado en la primera ronda, en el lugar 18 en total, debido a que el presunto titular Kyle Boller se lastimó y el suplente Troy Smith enfermó. Joe inició por instrucciones del entonces nuevo entrenador John Harbaugh; no ha dejado de ser titular en los 80 partidos de cinco temporadas consecutivas, aunque brevemente en la segunda mitad del 2008 fue parte de la ocurrencia del entrenador llamada "Paquete Suggs" donde alternaba jugadas con Smith. Flacco firmó desde novato por 30 millones de dólares por cinco años, su contrato está por concluir y no han fructificado las pláticas para la extensión, por lo que se espera que las cifras que alcance lo ubiquen fuera de toda duda en la élite de los pasadores de la NFL. Sus actuaciones le han ganado el respeto de sus compañeros en el campo y el vestidos, ya que transmite la confianza que genera la constancia. Tiene un estilo de pasador clásico de la NFL; aunque ha anotado alguna vez corriendo más de 30 yardas en una jugada, su promedio por carrera es de apenas 0.7 yardas por acarreo. En cambio, por aire acumula 17,633 yardas con 1,507 pases completos de 2,489 lanzados, 22 anotaciones y 10 intercepciones. Se ha mantenido constante, incluso cuando en 2011 fue reconstruido todo el cuerpo de receptores, por lo que salieron de los Cuervos el entrenador de la unidad y los que habían sido sus receptores número uno, tres y cuatro del año anterior. En 2008, siendo nombrado el Mejor Ofensivo de la Conferencia Americana y novato del Año de la NFL, condujo a los Cuervos en la postemporada a vencer a los Delfines de Miami y a los Titanes de Tennesse, cayendo posteriormente ante los Acereros de Pittsburgh. Al año siguiente, Flacco y los Ravens vencieron a Nueva Inglaterra pero cayeron ante Indianapolis. La siguiente postemporada vencieron a Kansas City y perdieron ante Pittsburgh. El año anterior culminó con victoria ante los Texans de Houston y derrota ante Patriotas. Esta postemporada, Joe venció consecutivamente a los Potros de Andrew Luck, los Broncos de Peyton Manning y Patriotas de Tom Brady. Ahora va a enfrentar en el juego máximo a los 49ers de Colin Kaepernick.

Cada posición en los Cuervos está cubierta por una personalidad impresionante. La defensiva está anclada por Ray Lewis como apoyador central, aunque constantemente realizan cambios de formación, especialmente de la 3-4 a la 5-2. Así, la figura de los linieros es Haloti Nagata, ala defensiva derecha, aunque Arthur Jones, su contraparte del lado izquierdo, suele acumular más tacleadas porque las ofensivas atacan más ese lado. La joya que acompaña e incluso sustituye a Lewis en los apoyadores es Terrell Suggs, poderoso, dominante y hablantín; operativamente es quien deberá modificar su accionar para nulificar la ofensiva "Pistola" de San Francisco. Los esquineros son Corey Graham y el extraordinario marcador Cary Williams. Los profundos son francamente temibles: Ed Reed es considerado como un entrenador dentro del campo de juego, se espera que llegue al Salón de la Fama y es tan rudo que se autonombra el "Django" del perímetro, emulando al matón del filme western de moda. Le acompaña Bernard Pollard, feroz golpeador que pareciera especializarse en eliminar rivales y que ha recibido varias multas de la NFL por rudezas consideradas innecesarias. Su actuación ante Patriotas provocó que incluso el Presidente de Estados Unidos, Barak Obama, mostrara públicamente su preocupación por las conmociones en el futbol americano, especialmente a nivel colegial. Pollard dice que si pañuelos y multas continúan, la NFL como la conocemos está en vías de extinción...como quienes tienen que enfrentarlo.

A la ofensiva, la línea de los Cuervos se especializa en proteger a Flacco y en abrir huecos para el corredor Ray Rice, que logró más de mil yardas en la temporada, con la compañía y bloqueo del confiable Vonta Leach como corredor de poder. El líder de la línea es el centro Matt Birk, aunque la fama suele acompañar al tacle Michael Oher, con otra historia tan impactante que originó la novela y la película "Blind side (lado ciego)" por la zona que cubría el gigante en la Universidad de Mississippi y en Baltimore, pero esta temporada ha tenido más éxito cuando fue cambiado al lado derecho, mientras la espalda de Joe Flacco la cubre Bryan McKinnie. En cuanto a los receptores, además del velocista Torrey Smith, está el confiable Anquan Boldin, mientras que el Ala Cerrada es Ed Dickson, con más asignaciones de bloqueo que rutas como receptor principal, aunque tiene todo para ser el arma secreta en el plan de juego.

Gambusinos exitosos

La ofensiva de San Francisco dejó de ser la de la "Costa Oeste" diseñada inicialmente por Don Corryell y perfeccionada por Bill Walsh en tiempos de Joe Montana, pero se vuelven a poner a la vanguardia estratégica con adaptaciones de formaciones y jugadas colegiales como la "Pistola" y las Optativas, donde Kaepernick decide en el último momento, según la reacción de los defensivos, si entrega la bola a su corredor para ir por fuera del tacle o hace la corrida personal hacia la banda. El corredor que ha mostrado ser un complemento perfecto para el sistema, por ser bajito, esconder la jugada, correr en forma explosiva y cubrir bien el balón es Frank Gore, mientras el corredor de poder Bruce Miller suele colocarse como slot, a un lado del ala cerrada. El sistema funciona porque la línea es ágil, poderosa e inteligente, con el centro Jonathan Goodwin y los guardias Alex Boone y Mike Iupati cazando apoyadores en las jugadas de trampa. Anthony Davis es el tacle derecho, pero el lado ciego lo cubre el líder de la unidad, Joe Staley, constantemente en comunicación con sus compañeros y el mariscal de campo. Ha sido parte vital en el desarrollo vertiginoso del joven Colin. El receptor principal de los 49ers es Michael Crabtree, capaz de lograr todo tipo de recepciones: al flat, por el centro, en trayectorias cortas o largas, con y sin tráfico incluído. El segundo receptor abierto es el espectacular veterano Randy Moss, famoso por sus irritantes declaraciones y que se había comportado en forma ecuánime hasta que las luces del Super Bowl le motivaron a decir que era el mejor receptor de todos los tiempos, especificando ser superior a Jerry Rice, algo que está al menos a varios anillos de campeón de distancia. Otro jugador usualmente controversial, que fuera alguna vez suspendido por el anterior entrenador Mike Singletary, es el ala cerrada Vernon Davis, que fue la pieza clave en el partido por el campeonato de la Conferencia Nacional ante Atlanta.


La defensiva gambusina parece capaz de aceptar muchas yardas pero pocas anotaciones, se dobla pero no se rompe. Eso se debe a que su alma es el grupo de apoyadores. La línea defensiva está anclada por el Tacle Nariz Isaac Sopoaga, acompañado por dos grandes motivadores e incansables golpeadores en las alas defensivas: Justin Smith y Ray McDonald, generalmente acompañados para presionar al pasador contrario por el cazador de cabezas más exitoso de la liga, el apoyador Aldon Smith, que ha provocado planes específicos de bloqueo de los contrarios para contenerlo. Otro apoyador que suele presionar al mariscal contrario es NaVorro Bowman. Ambos pueden lucir porque están cubiertos por Ahmad Brooks y el que quizá sea el mejor apoyador de la actualidad, el sustituto histórico de Ray Lewis: se trata de Patrick Willis, el estratega y ejecutor de las maniobras defensivas de san Francisco. Los esquineros son veloces, tanto el larguirucho Carlos Rodgers como el compacto Tarell Brown. Los profundos son agresivos y golpeadores, especialistas en tacleo pandilla, tanto el feroz Dashon Goldson como el efectivo Donte Whitner. El duelo ante los receptores velocistas de los Cuervos será para disfrutarse.

Números finales

Todo listo para otro Super Bowl espectacular, en la sede más apreciada para este evento. Será la décima vez que se realice en Nueva Orleans, ante una de las mayores audiencias televisivas de la historia, más de 120 millones de espectadores a distancia, lo que permite una comercialización que se ejemplifica con el costo de 3.8 millones de dólares por un spot de 30 segundos. Para el juego se han repartido 5,156 acreditaciones para periodistas de todo el mundo. El medio tiempo, generalmente tan largo que tiene influencia clara en el ritmo del partido, estará a cargo de la cantante Beyoncé.

 

 

 

Imprimir Correo electrónico

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress