Desarrollan investigadores mexicanos nanopartículas NTP de platino para combatir el cáncer

tessy-maria-lopez-goerne

*Trabajan actualmente con niños con tumores cancerígenos en el tallo cerebral *En las unidades Iztapalapa y Xochimilco la UAM se cuenta con equipos que permiten la creación de nanobiocatalizadores y la realización de estudios con ratas y células

Ciudad de México, 21 de mayo del 2013.- Un grupo de investigación de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en conjunto con especialistas del Hospital Civil de Guadalajara trabaja con tumores cancerígenos en el tallo cerebral de niños, órgano del cuerpo en donde se encuentran zonas que los neurocirujanos no pueden tocar.

La doctora Tessy María López Goerne, profesora-investigadora de la Unidad Xochimilco y precursora de la nanomedicina catalítica, explicó lo anterior y presentó los avances más recientes en esta "nueva ciencia" reconocida a nivel mundial.

Al dictar la conferencia de clausura del Simposium de Nanomedicina y Nanotecnología Farmacéutica, la doctora en Ciencias habló del desarrollo de las nanopartículas NTP de platino, compuestas de óxido de titanio con uno por ciento de platino, para combatir el cáncer.

La docente explicó que con este nuevo procedimiento el neurocirujano quita la mayor parte del tumor sin tocar el tallo cerebral en el quirófano, posteriormente, y previo al trabajo de laboratorio consistente en la difusión de las nanopartículas que determinan el lugar y la distancia de su desplazamiento, el médico las introduce de manera directa al cerebro del paciente. Esto es posible debido a 10 años de estudio en células en especies menores y mayores.

Al explicar el procedimiento para hacer funcionar una partícula y que sea biocompatible y no tóxica destacó que primero se coloca en el reactor –matraz de tres bocas con dos embudos de adición y un refrigerante–, posteriormente se coloca agua en éste y se agrega gota a gota ácido sulfúrico hasta la disociación completa, con el fin de obtener dos átomos de hidrógeno y una molécula de sulfato.

Al mismo tiempo, por el otro embudo se agrega lentamente ácido fosfórico, se agita por un tiempo aproximado de tres horas hasta la disociación y, por último, se agrega GABA, neurotransmisor que con los sulfatos y fosfatos ayuda al reconocimiento de la partícula como propia, además de que permite la adhesión a la titania.

Posteriormente se coloca uno por ciento de acetilacetonato de platino y se agrega lentamente al óxido de titanio –n-butóxido de titanio–, que permite la formación de una red de titania y la adhesión de los fosfatos, el proceso admite que el platino tome la forma octaédrica y que la red adquiera elementos que se dirijan directamente a la célula y luego al DNA, obteniendo un catalizador totalmente selectivo.

El método utilizado para la caracterización de los materiales es por infrarrojo, lo que permitió medir la acidez del material. Las partículas obtenidas de uno a cinco nanómetros fueron probadas con DNA para observar la adaptabilidad e interacciones de los electrones, posteriormente se realizaron pruebas de histología colocando las partículas en ratas que fueron sacrificadas a los seis meses sin encontrar afectación a la célula.

A un grupo de ratas sanas se realiza la inserción de la línea celular cancerígena C6 por un periodo de seis meses hasta su crecimiento, luego una o dos son sacrificadas para analizar el tumor, al resto de los roedores se les introduce las nanopartículas NTP y se observa la evolución del tumor hasta casi su desaparición. Obteniendo una disminución en algunos casos de 30, 50 y hasta 96 por ciento de muerte celular por apoptosis.

En México, dijo, la investigación en nanomedicina es cara porque requiere de equipos costosos, en las unidades Iztapalapa y Xochimilco de la UAM se cuenta con un microscopio de transmisión de última generación y uno de barrido, reactores y reactivos que permiten la creación de nanobiocatalizadores y la realización de estudios con ratas y células.

Desde hace 20 años investigadores de esta casa de estudios y del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, a partir de un convenio de colaboración, han trabajado con diversas instituciones nacionales –Universidad de Guanajuato, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Nacional Autónoma de México– y de países como Estados Unidos, Italia, Francia, Portugal y España en el desarrollo de nanopartículas aplicables en la medicina, refirió la investigadora.

Fuente: UAM

Imprimir Correo electrónico

Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress